Esto es increíble. Los fabricantes chinos de móviles cada vez mejoran más su técnica y son capaces de copiar dispositivos al poco tiempo de haber sido anunciados.

Uno de las compañías más famosas del sector es Goophone, que ya está ofreciendo un clon del Galaxy S5 a pesar de que fue presentado muy recientemente.

El dispositivo clonado incluso tiene el mismo diseño en la parte posterior y se vende a $300 dólares desbloqueado.

Por el lado de afuera, el Goophone S5 es prácticamente idéntico al nuevo smartphone de Samsung, y no solo el diseño es una copia, sino que incluso viene en los mismos colores: negro, blanco, dorado y azul. Su pantalla no es de 5,1 pulgadas, sino simplemente de 5 pulgadas, pero al menos cuenta con la resolución Full HD del teléfono de la surcoreana.

La gran diferencia entre estos dispositivos está en el interior. El Goophone S5 lleva un procesador octa-core a 2.5GHz fabricado por MediaTek, está disponible solo con 32GB de memoria y no soporta LTE.

Su cámara es de 13 megapíxeles, corre con Android 4.2 Jelly Bean y no es compatible con el WiFi 802.11ac, solo con el b/g/n. Por cierto, si nos ponemos a pensar un poco, estas especificaciones no están nada mal.

El clon del S5 tiene las características propias de algunos smartphones de gama alta lanzados el año pasado, y además está disponible a un muy buen precio.

Si bien la falta de LTE puede ser una molestía para algunos, hay quienes se conformarán con el 3G tradicional. Y en caso de que te lo estés preguntando, el nuevo Goophone no tiene ninguna clase de sensor del ritmo cardíaco ni escáner de huellas dactilares.

Fuente

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete a mi RSS Feed Sígueme en Twitter!