Las compañías de tecnología exageran y mienten descaradamente para lograr que las personas adquieran sus productos. No le crean a este tipo de publicidad.
Desde un Wi-Fi superveloz hasta baterías inagotables, pasando por antenas de alta definición para tu televisor, estas son algunas de las peores mentiras que las compañías de tecnología suelen decir:
Velocidades de Internet inalámbrico
Su proveedor de servicios de Internet probablemente asegura que su conexión puede trabajar con velocidades de 15 y 20 megabits por segundo (esto es bastante rápido). Sin embargo, su router inalámbrico probablemente asegura poder transferir datos a un gigabit por segundo (eso es absurdamente rápido).
El hecho es que nunca verá velocidades de transmisión de gigabits por segundo, jamás (ni siquiera si es tan afortunado como para tener la el servicio ultra-rápido Google Fiber. La mayoría de los servicios de Internet, no pueden ofrecerle algo que se le acerque a esto.
¿Entonces, por qué promocionar estas velocidades increíbles? Mientras más rápido es el router, más grande es la distribución para todos los videos, canciones y juegos que un gran número de personas están transmitiendo en varios aparatos al mismo tiempo. Esto significa que más personas pueden estar conectadas al mismo tiempo, aún si la conexión no es tan rápida como lo esperaba.

Contraste del televisor

El índice de contraste del televisor mide la diferencia entre los colores más brillantes y los más oscuros que aparecen en la pantalla. Mientras más alto es el índice de contraste, los negros se ven más profundos, y los blancos, más brillantes.
A los fabricantes de televisores les encanta promocionar índices de contraste bastante altos. Sin embargo, el secreto mejor guardado del mundo de la televisión es que el índice de contraste dinámico es irrelevante. Todo lo que mide es cómo su televisor utiliza iluminación de fondo para aclarar u oscurecer una imagen.
El "índice de contraste nativo", el cual mide los colores negro y blanco en una única imagen iluminada de forma estándar, es el número que debemos tomar en cuenta.
Aún así, no hay ninguna manera estandarizada y confiable de medir la tasa de contraste. Eso significa que cada cifra de contraste que los fabricantes colocan en las cajas, incluyendo el índice de contraste nativo, utiliza diferentes criterios de prueba.

Esto ha llevado a ofrecer algunas tasas de contraste extrañas que nunca pudieron probarse. Algunos televisores en el mercado en realidad ofrecen una tasa de contraste de 1.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000:1. Seamos realistas.
Cables A/V superiores
Claro, puede comprar esos lujosos cables HDMI chapados con oro de 24 quilates, los cuales aseguran ofrecer mejor calidad visual para su televisor. Sino, se puede ahorrar miles de dólares en cables de altavoz que pueden o no, acercarlo a la experiencia más pura de audio que se pueda imaginar.
El sentido común y sus órganos sensoriales le dirán que es una tontería. Sin embargo, como es casi imposible cuantificar el rendimiento de estos productos, los fabricantes alegremente se esconden en medio de la ambigüedad de todo esto, y cuentan sus fajos de billetes.
Duración de la batería
No es tanto que las compañías de tecnología mienten abiertamente acerca de la duración de la batería de sus productos, sino que las prueban en escenarios poco realistas, para alcanzar las cifras que promocionan.
¿Regularmente usa su computadora portátil con la red inalámbrica apagada? ¿Disfruta que la pantalla de su Tablet esté configurada para mostrar el 30% del brillo? ¿Tiene configurado su correo electrónico para que sólo se descargue una vez por hora en su teléfono inteligente? Así es, me imaginé que no era el caso.
Antenas HDTV
Atención a quienes cortan cables: No hay tal cosa como una antena HDTV. O dicho de otra forma, cualquier antena de televisor que haya usado, siempre, ha sido una antena HDTV. Sí, todas.
Espacio de almacenamiento
Cuando adquiere un nuevo teléfono inteligente, o una computadora, hay una cierta cantidad del espacio de almacenamiento al que no se puede acceder, el cual está reservado para el sistema operativo, controladores y cosas de ese tipo. Un iPhone 5 de 16 gigabytes, por ejemplo, en realidad tiene 13,8 GB de espacio de almacenamiento disponible.
Sin embargo, cuando Microsoft (MSFT, Fortune 500) empezó a poner Windows 8 en sus tablets el año pasado, y el Surface Pro tenía sólo 23 GB de espacio disponible, las especificaciones del espacio de almacenamiento de Microsoft se tornaron completamente absurdas.
Cámaras con ISO
ISO es un ajuste en las cámaras que le permite tomar fotos sin que salgan borrosas en situaciones en las que haya poca luz. La compensación es una capa adicional de ruido, o gránulos, a sus fotos.
Para vender a los consumidores cámaras con un rendimiento mejorado en situaciones de poca luz, algunas compañías inflan su tasa ISO para hacerle creer que tienen menos ruido en mayores configuraciones. ¿Le gusta la calidad de la imagen con ISO 3200? Igualmente podría ser una ISO 1600.
Índices de microchips
Samsung se vio en problemas la semana pasada, cuando el blog de tecnología AnandTech descubrió que el teléfono inteligente Galaxy S4 exageraba sus velocidades principales del procesador.
Samsung diseñó la unidad central del procesador del Galaxy S4 para que acelerara el poder del chip exclusivamente en algunas aplicaciones índices de prueba; todo con la intención de probar que era el teléfono Android más rápido de todos. Aunque en teoría el teléfono es capaz de alcanzar esas velocidades, Samsung normalmente restringe su poder de procesamiento (por una buena razón, de otra manera la batería del teléfono no llegaría ni al medio día).
Lo curioso es que Samsung no necesitaba exagerar sus índices, ya que es obvio que con el uso actual, el desempeño del teléfono únicamente tenía como rival al HTC One. Sin embargo, nos ayudó a recordar un punto importante: las velocidades del procesador significan poco en la vida real.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete a mi RSS Feed Sígueme en Twitter!