Un millonario estadounidense ha sido condenando a seis meses de prisión por permitir que su hijo se casara en Las Vegas, a los 16 años recién cumplidos, con la hija de la mujer que cuida la casa familiar, para evitar así que tuviera que ir a un internado.
Según publica hoy The Miami Herald, Dan Rotta, de 65 años y residente de Fisher Island (Florida), ha sido sentenciado a 180 días de prisión por no llevar a su hijo a la Academia Logan River (Utah) tal y como le había ordenado un juez.
Previamente, el juez había autorizado a la exmujer del condenado a enviar al joven a ese centro educativo con la esperanza que su comportamiento mejorara.
En lugar de llevarlo al internado de Utah, Rotta -que tenía la custodia compartida del menor- lo condujo a Las Vegas (Nevada) para que se casara con Diana Esperanza Mendoza Guzmán, la hija de 18 años de la mujer que trabaja en su domicilio, y pudiera así emanciparse legalmente como adulto.
En el estado de Nevada sólo el necesario el consentimiento de uno de los padres para que un menor se pueda casar. El internado donde el joven debía ingresar no acepta alumnos casados.
Tras su boda, el adolescente vive en el lujoso ático en que reside su padre, en la selecta Fisher Island. En declaraciones al diario de Miami el joven dijo que la boda no fue un amaño y que llevaba varios años emparejado con la que ahora es su esposa.

Fuente
Categories: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete a mi RSS Feed Sígueme en Twitter!