WASHINGTON.- Según el informe, la población hispana en Estados Unidos creció en 15.52 millones de personas en la década 2000-2010, y marcó un aumento demográfico del 44.1 por ciento, muy por encima de la media nacional de 9.9 por ciento.

Bajo ese estudio Guatemala ocupa el sexto lugar del origen mayoritario de hispanos con un 2.2%, mientras que el primero en la lista es México con 64.9%, el segundo lo ocupa Puerto Rico con 9.2%, en tercer lugar se encuentra Cuba con 3.7%, seguido de El Salvador con 3.6% y República Dominicana con 3%.

Al final de la década, los habitantes de origen latinoamericano sumaban 50.73 millones de personas, un 16.4 % de la población total del país, situada en 309.35 millones de habitantes.

El estudio, basado en el censo estadounidense, contribuye a perfilar el rostro de los latinoamericanos que residen en EE. UU.: jóvenes, en edad de trabajar, con ingresos por debajo de la media y que viven en estados sureños o en motores económicos del noreste.

Las estadísticas difundidas por el centro Pew cuentan tanto los migrantes como los descendientes de migrantes hispanos y, en este sentido, la década 2000-2010 marcó un fuerte aumento de los ya nacidos en EE. UU.

Mientras que el número de hispanos nacidos en el extranjero creció un 33.2 % durante la pasada década, los nacidos en territorio estadounidense aumentaron un 51.4 %, especialmente niños y adolescentes.

Los menores de edad y los adultos jóvenes de hasta 35 años componen la población hispana mayoritaria, una realidad que difiere de la mayoría blanca, que tiende al envejecimiento.

Los estados de California (con 14.09 millones de hispanos), Texas (9.53 millones) y Florida (4.25 millones) son los que concentran las mayores poblaciones latinas, seguidos por Nueva York, Illinois, Arizona, Nueva Jersey y Colorado.

Es, sin embargo, el estado de Nuevo México el que concentra el mayor porcentaje de hispanos: casi la mitad de sus habitantes descienden de Latinoamérica.

Además, durante la pasada década, algunos estados aumentaron entre un 110 y 145% su población hispana, como es el caso de Oklahoma, Virginia Occidental, Nebraska, Arizona, Carolina del Sur y Luisiana.

El dominio del inglés avanza de generación en generación, puesto que el 64.5% de los menores habla únicamente o muy bien el inglés, un porcentaje que baja al 29.1% en los adultos.

El abandono escolar se redujo a la mitad durante la década 2000-2010 entre los estudiantes hispanos, aunque sigue duplicando la media de la población blanca.

Sólo el 14.1% de los hispanos tenía en 2010 unos ingresos superiores a los 50 mil dólares anuales, mientras que el porcentaje era superior en el resto de grupos étnicos, blancos (31%), asiáticos (36.2%) y afroamericanos (19%).

Fuente: Prensa Libre
Categories: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete a mi RSS Feed Sígueme en Twitter!